Skip to content

El Flohmarkt del Altstadt

Para bohemios, poetas y hipsters. Para manitas del bricolaje, ahorradores, nostálgicos de “cualquier tiempo pasado fue mejor” y devoradores de libros y discos. Para los amantes del cine absurdo y del cine ese que dices que te gusta para parecer más culto. También para comunistas frustrados o capitalistas acérrimos: para ellos y para ellas, para todo el maldito espectro de seres humanos hay algo de interés en el Flohmarkt am hohen Ufer de Hannover “Altstadt”.

Desde vinilos, libros y gafas, hasta muebles ochenteros, juguetes Lego, herramientas y cámaras; pasando por plumas, relojes, retratos, fotos, postales, diapositivas y, cómo no, un montón de chatarra entre la que seguro encontrarás justo esa pieza que buscabas para justo ese trasto que llevas años queriendo reparar. Nuevo, antiguo o simplemente viejo, aquí hay de todo.

Pero no, amigos, no. No es sólo por la oferta del lugar por lo que merece la pena pasar una mañana de sábado en el Flohmarkt. A la orilla del canal Leine se dan cita todas las semanas coleccionistas y amantes de cualquier cosa en busca de tesoros ocultos. Esto significa que las probabilidades de encontrarte con expertos en la materia o gente con gustos parecidos a los tuyos son muy altas.

Para los que el idioma represente todavía una barrera, ¿qué mejor manera para romper el hielo y empezar una conversación?. Quién sabe, quizás, justo cuando te lances a tomar ese vinilo de cultureta gafapasta que faltaba en tu colección, tope tu mano con la del que será el amor de tu vida. De acuerdo, encontrar el amor de tu vida de esa manera sería un golpe de suerte, un “Volltreffer”, pero soy realista si digo – ahora que vuelve el calor, por fin– que más de un ligue de verano habrá empezado charlando ante un puesto de trastos viejos, y que más de uno de vosotros lo podrá atestiguar.

Además, no hay un lugar mejor para iniciarse en el complicado arte del regateo en alemán que aquí, donde vendedores procedentes de todas las esquinas del mundo demuestran un talento para la venta que ni los vendedores ambulantes de Macondo.

Ya sabéis: si os gusta y os lo venden por quince, ofrecedles un “Zehner”. Simpatía, charla, buen humor y uno se lo habrá pasado bien aunque no haya comprado nada.

¿Cuándo se fundó?

El Flohmarkt de Hannover, fundado el 8 de abril de 1967, fue el primero que tuvo lugar en Alemania. El artista de Uelzen (sí, la última parada del Metronom) Reinhard Schamuhn importó el concepto desde París y bautizó simbólicamente el lugar dejando escapar aire parisino de un neumático3. Así que hipsters del mundo, coleccionistas varios que amáis Berlin por sus “dos millones” de Flohmarkts semanales, ¡tenemos algo que agradecer a esta ciudad!

¿Dónde?

Encontraréis el Flohmarkt en la dirección Am Hohen Ufer 1, 30159 Hannover, y si me encontráis por allí, no lo olvidéis: invitadme a un café y seré vuestro amigo.

¿Cuándo?

Horario de verano (1 de abril al 31 de octubre): 8:00h a 16:00h

Horario de invierno (1 de noviembre al 31 de marzo): 9:00h a 15:00h


[author] [author_image timthumb=’on’]http://azucarundkalt.com/wp-content/uploads/2015/04/Jesus-Gomez.jpg[/author_image] [author_info]Jesús Gómez. Redactor y Fotógrafo.

Invítale a café y será tu amigo[/author_info] [/author]

 

2 Comments

  1. Tere Tere

    Qué día? También los sábados?

  2. azucarundkalt azucarundkalt

    Si, los sábados!

Deja un comentario