Skip to content

Remar: una tienda de segunda con terceras intenciones

Caminando un día por la Limmerstraße -tengo que confesar que amo esa calle-, me di cuenta que una tienda  de artículos para el hogar, que visitaba con cierta regularidad, ya no estaba en el sitio. En su lugar me encontré una especie de “mercadillo de fin se semana entre paredes”.

Como quien tiene pena, miré para todos los lados y me percaté de que encima de la entrada se encontraba un cartel que rezaba Remar. Definitivamente entré y me encontré a un par de personas que hablaban castellano. De manera que me pudieron explicar de qué se trataba aquel negocio. Descubrí que gente generosa trabaja cada día en ese proyecto, que es mucho más amplio que esa tienda, y el cual se encuentra en países como Burkina Faso y Rumanía.

Entre los diversos objetivos de Remar está sacar a la gente de la calle, ya sean personas adictas, depresivas o que hayan cometido delito alguno. Además ofrecen ayuda solidaria a las personas refugiadas. A esto lo llamo tener terceras intenciones, o sea, querer ayudar aunque las circunstancias sean extremadamente difíciles.

Esa primera vez que fui a esa tienda, no pude dejar de pensar en mi amigo Hedel, coleccionista empedernido de cámaras fotográficas en desuso o rotas, que luego él arregla y arma con una pericia absoluta. También recordé a mi amiga Irasema para quien estar en un negocio de ese estilo puede constituirse en un gozo rotundo.

En esta tienda de segunda mano de Limmerstraße he comprado “chucherías” para la casa y otras cosas no tan pequeñas. Desde portavelas hasta un gavetero, pasando por juguetes para mi nieto y libros de cocina. Todas en perfecto estado y extraordinariamente baratas. Que te atiendan en castellano constituye además un valor agregado.

Los almacenes de esta organización se sustentan con donaciones de personas e instituciones -me dijeron- y el dinero recaudado va a apoyar los diferentes proyectos de la organización.  Por eso yo compro allá. En Limmerstraße 27, 30451 Hannover, y así ayudo a mantener las terceras intenciones de un local como este.

Presumo que ahora en fin de año una se podrá encontrar por allá cosas excepcionales, teniendo en cuenta que esta es una temporada durante la cual muchas personas renuevan sus hogares y armarios. Llégate y anímate a compartirnos tu experiencia. ¡Déjala en nuestros comentarios!


DSC_4279DSC_4282DSC_4285DSC_4287DSC_4293
DSC_4302

IMG_1864

 

Texto: Sandra Abd´Allah- Alvarez
Fotos: Elena Martínez ©

Facebook Azúcar und Kalt  - Hannover

 

 

 

4 Comments

  1. Ana Ana

    A mi también me encanta esta tienda. Y aprovecho para deciros, que hasta finales de este mes de noviembre Remar recoge alimentos no perecederos y productos de higiene. Para ayudar a lo refugiados fuera de Alemania. Muchas gracias por vuestra ayuda y nos vemos en Limmerstrasse, 27. 😉

  2. Sandra AbdAllah-Alvarez Sandra AbdAllah-Alvarez

    Gracias Ana por tu comentario! Ya somos dos a quienes nos gusta!

  3. Amparo Amparo

    Casi todo me acomoda, !quégusto tener en casa antiguedades como la pesa o balanza de 10kg! !Bueno a comprar porque es altruista las terceras intenciones de los que mantienen este local!

  4. Sandra AbdAllah-Alvarez Sandra AbdAllah-Alvarez

    Asi mismo es! Gracias por comentar!!!

Deja un comentario