Skip to content

Rossini, un pedazo del mediterráneo en Hannover

Hoy os desvelaré un secreto gastronómico, de aquellos que sólo se confiesan a quienes sabrán apreciarlo y disfrutarlo.

Llegué al Rossini-Bistro de la mano de Sergio, nuestro fotógrafo cubano preferido. Me dijo: “Martita, te tengo que llevar a un sitio espectacular, tenemos que escribir sobre él”. Quedamos un viernes de nieve con parte del equipo de A&K, nuestra primera reunión después de las vacaciones navideñas, y aprovechamos la ocasión para regalarnos un buen homenaje culinario.

Llegamos al Rossini de forma escalonada, Sergio fue el primero en llegar. Al rato aparecimos Johana y yo, después de perdernos en un local con el mismo nombre unos metros más abajo. El restaurante estaba lleno pero nos reservaron un par de mesas altas de mármol, justo al fondo. En seguida llegó el festival con Pini y su alegría particular; listos para empezar la fiesta. Aún quedaba una silla vacía cuando llegó Eleni, griega estupenda y “culpable” de nuestra elección.  Una “casualidad” de la vida la trajo a Hannover y tuvo mucho que ver con la propietaria del local, Pothiti.

Abrimos la carta y empezamos a salivar. No hacía mucho que yo había estado en casa, y había podido degustar la gastronomía española, pero al ver la variedad de pescado, carne, pasta (¡totalmente casera!) y vinos… empezamos a convulsionar.

Foto: Maryam Itati
Foto: Maryam Itati

El camarero italiano, muy simpático, nos recomendó un vino tinto cinco estrellas mientras acabábamos de decidir lo que queríamos comer… Con él llegó una tapa de tzatziki con unas aceitunas de kalamata espectaculares que hicieron la selección de platos mucho más agradable. Teníamos muchas dudas, ¡¡nos lo habríamos comido todo!! En este momento apareció Pothiti, la propietaria, que con su alma bohemia mediterránea y su don para detectar las preferencias de la clientela, nos ayudó a escoger los platos: Ravioli al porcini, Bacalao y Calamari alla griglia. ¡Listo!

Foto: Sergio Garcia
Foto: Sergio García
Foto: Sergio Garcia
Foto: Sergio García

El Rossini Bistro es una perla gastronómica, uno de esos sitios que no necesitan salir en las guías porque los clientes, más que clientes, son familia. Este Bistro es un templo por sí solo: un templo donde se da culto a la cocina mediterránea, un pedazo del Mar Egeo traído a Hannover y colocado detrás de la Hauptbahnhof, entre Ratzplatz y la Lister Meile. Nada más entrar allí y empezar a degustar cualquiera de sus deliciosos platos, te transportas directamente a una terraza mirando al mar.

Foto: Sergio Garcia
Foto: Sergio Garcia

Me atrevería a decir que el Rossini Bistro es el comedor de la casa de Pothiti, una super mujer de origen griego amante del “Bon vivant” y apasionada de la cocina y por el arte a partes iguales, además de una larga carrera gastronómica a sus espaldas.

El Rossini-Bistro no es la primera hazaña culinaria de esta mujer de energía inacabable que fundó el “Au Camembert”, un restaurante de cocina francesa en Hannover-Oststadt y lo posicionó entre las altas esferas gastronómicas Hannoveranas.

Después de varios años liderando el restaurante, sintió la llamada del mar y retornó a su isla en el Mar Egeo. La energía inquieta que lleva dentro la empujó  a retomar el camino inverso y volvió a cambiar el cálido sur por el frío norte. Desembarcó de nuevo en Hannover y derramó sus orígenes y pasión en este pequeño restaurante. Espero que apreciéis el secreto, no olvidaréis sus antipastis, ni sus pastas “fatta in casa”, ni sus carnes ni pescados…. y dejad sitio para el postre, sólo para degustar el canelón relleno de espuma de vainilla vale la pena pasarse por ahí.  ¡Gracias Pothiti por volver!

Foto: Maryam Itati
Foto: Maryam Itati
Pothiti junto al equipo A&K
Pothiti junto a parte del equipo de A&K
Foto: Maryam Itati
Foto: Maryam Itati

¿Cómo llegar a Rossini?

Dirección: Roscherstr. 8 (Barrio: Mitte, Hannover) |Teléfono para reservas: (0)511 3884348                                             Bus 100, 128 0 134 en la parada Königstrasse, o bien a 5min a pie desde la estación central.

¿Cuándo abre?

De lunes a viernes de 9:30 a 19:30. Sábados de 11:00 a 16:00. Los domingos cierra.

 

 

banner-facebook

 

11349025_10206705171567242_1094249927_nTexto: Marta Noguera Serrat
Catalana exiliada en Hannover, espera sobrevivir a su segundo invierno en estas latitudes.

One Comment

  1. Després d’aquesta deliciosa descripció dels plats i del lloc, la visita a Hannvover és ara, a més de necessària, molt urgent.

Deja un comentario