Skip to content

Cómo lidiar con el invierno en Alemania y no morir en el intento

Como un chasquido de dedos llegó el invierno a Alemania y también a Hannover. Hay quienes me dicen que no, que es otoño, pero yo juraría que estamos en pleno enero, cuando una piensa sobremanera antes de poner un pie en la calle. Te revelo entonces en este texto cuáles son:

Mis secretos para pasar el invierno y no morir en el intento

Tal vez me equivoque, pero una de las cuestiones que más me acerca a otras personas latinas que, como yo, viven en Alemania, es la sensación tan rara que nos produce el clima por acá arriba -como suelo llamar a este país-; porque en nuestro “allá abajo” todo es más verde, más caliente, más sediento…

Y es que tanto la cantidad de grados Celsius como el color del cielo, nos pueden hacer cambiar el estado de ánimo en un santiamén, y sospecho que a nosotras, personas criadas en el Trópico, nos impacta mucho. Por momentos llegué a pensar que era “mi problema”, pero a excepción de un par, el resto de las de personas latinas que conozco aluden, como yo, que Alemania con mejor clima sería casi perfecta (por supuesto que pretende ser un chiste).

invierno hannover
Foto: Azúcar&Kalt

Mis rituales para sobrevivir el invierno

Por eso, cuando llega la temporada en la cual estamos gerade, además de sacar guantes, bufandas, abrigos y medias, realizo cierto rituales para llegar viva a la primavera; si es que no pasamos directamente al verano como sucedió en el 2014.

Dichos rituales, tienen la única intención de sentirme aún mejor en casa, porque sowieso ahí estaremos una buena parte de la temporada. Y el primer gustazo viene por el paladar: me voy a comprar todo tipo de tés extravagantes y olorosos que me permitan hacer de un acto de supervivencia un gozo rotundo. Anís con fresa, chocolate con coco, cualquiera de esas combinaciones inimaginables pueden ser las perfectas para mí. No pueden faltar las galletitas que acompañaran a dicha bebida. Igual de sofisticada es mi búsqueda, pues necesito unas para hacer retozar a mi paladar. No olvidar la taza; suelo comprarme una especialmente para el invierno, la más bella según mis ojos. Hannover está poblada de tiendas donde venden esas ñoñerías.

Siguiente paso: inciensos, aceites y yerbitas olorosas, intentando que los primeros sean los más naturales posibles, para lo cual hago un recorrido por aquellas tiendas que proponen esos tipos de aromas. Es que para mí, que vengo de una isla, es muy importante que corra el aire de ventana a ventana; y como acá no es posible en pleno invierno, ni siquiera abrir una rendija, pues necesito un aire fresco y aromatizado para respirar.

Por último, tener la mejor de las Deckes posible, y no solo eso, sino también la más bonita. Importante que su felpa me haga sentir además de confortable, acariciada. Si consigues una con tamaño normal y que esté fabricada para ser usada por los peques, pues mejor, porque para ellos y ellas se hacen con los tejidos más suaves y que provocan muy buenas sensaciones.

Ya te revelé mis secretos para pasar un invierno sin demasiado sufrimiento en las bajas temperaturas hannoveranas. Y tú,  ¿qué trucos tienes? ¿Qué previsiones tomas para sobrevivir al invierno y no morir en el intento?

fiesta española en Hannover

 

Texto: Sandra Abd´Allah
Foto: Helen Martínez

8 Comments

  1. Danny Danny

    Tambien hay que atreverse a las prendas de vestir con colores calidos.Nos revitaliza la energia.Asi que a pasar de los grises y el negro en nuestro ajuar de invierno, y apostar mas por los verdes y naranja.

  2. En mi caso (desde Göttingen) cambio los tés por un buen chocolate (de Paladín a la taza) caliente. Eso, algunos juegos de mesa / libros / hobbies… dios, sueno a alemanizada ( y aseguro que NO-NO-NO lo estoy!).

    A una mala? Nada como aguantar el frío de la calle para ir a una piscina donde la temperatura del agua no baje de los 34 grados… qué gustito!

  3. azucarundkalt azucarundkalt

    Si!!!! Me falto lo de la piscina. Yo ya empiezo esta semana a ir regularmente a ellas! Muchas gracias por comentar. El gusto es nuestro!

  4. azucarundkalt azucarundkalt

    Danny, tienes razón, el tema de los colores en la ropa es muy importante. Yo siempre intento o brillantes o claros, nada de negro, gris, ni carmelita! Pero yo vengo de otra tierra, donde vestirse de oscuro es casi prohibido. Gracias por comentar.

  5. Hugo Dario Hugo Dario

    Acabo de aterrizar en Hannover hace dos días y tus consejos me han caído como anillo al dedo, Gracias espero que estos dos meses de estancia que me quedan los pueda superar con el frío

  6. azucarundkalt azucarundkalt

    Pues que bien!!! Esa es la idea. Bienvenido entonces. Un abrazo.

  7. DANIELA DANIELA

    Yo me pongo siempre música alegre, salsa por ejemplo !! Y cuando voy en el coche igual!

  8. A&K A&K

    Pues muy bien!!!

Deja un comentario