Skip to content

¿Cómo se prepara el Glühwein o vino caliente?

Ningún país vive la Navidad como lo hace Alemania. Al empezar el adviento, todas sus ciudades y pueblos sacan a la calle los famosos Weinachtsmarkts (mercados de Navidad) y, de repente, todo huele a Glühwein.

El Glühwein (literalmente vino ardiente) sería en Alemania lo que es la sangría en España: un mejunje dulzón con base de vino que calienta las manos y las tripas de aquellos deambulantes callejeros ansiosos por conquistar las calles en busca del buen rollo navideño.

El vino caliente es de gran tradición en la Europa central y oriental y en Escandinavia, aunque se cree que la pócima tiene sus orígenes en el ‘Conditium Paradoxum’ de la antigua Roma, donde el vino se aromatizaba con miel, pimienta, laurel, azafrán, dátiles y pasas.

La versión alemana más popular, el Glühwein, se puede preparar con vino tinto o blanco. El procedimiento es sencillo, pero como todo en esta vida tiene su técnica. ¡Indispensable escoger un vino de buena calidad, ya que en caso contrario, el gusto y las consecuencias de su consumo pueden ser fatales!

Aquí os dejamos la receta para aquellos gourmets que lo quieran preparar en casa:

Receta del Glühwein

750 ml de vino tinto de calidad aceptable,
80 gr de azúcar moreno,
2 hojas de laurel,
4 vainas de cardamomo,
6 clavos,
2 estrellas de anís estrellado,
2 ramas de canela,
una pizca de nuez moscada rallada,
piel de 1 limón,
piel de 1 naranja mediana,
licor para servir (opcional).

Disponer todas las especias en una olla o cazuela ancha. Añadir el azúcar y calentar hasta que empiecen a salir los aromas. Mojar el fondo con un poco de vino, sólo para cubrir el azúcar y calentar removiendo con una cuchara de madera hasta que se disuelva.

Incorporar el resto del vino tinto, mezclando bien. Calentar a media temperatura, sin dejar que llegue a hervir (ya que evaporaríamos todo el alcohol). Cocer a fuego medio-bajo durante unos 30 minutos, vigilando que no suba demasiado la temperatura.

Comprobar el punto de dulzor, con cuidado de no quemarnos, y añadir un poco más de azúcar o miel si fuera necesario. Colar para retirar las especias y guardar en frascos o una botella limpia.

Prost! ¡Y Feliz Navidad!

 

 

Texto: Marta Noguera Serrat

Foto: Beatriz Moya

Si no quieres perderte ninguna crónica azucarera, síguenos en Facebook

Hannover

 


One Comment

  1. […] más. El Winter Zoo estará abierto hasta el 14 de febrero, para que compartas con tus amigos el Glühwein que tanto extrañas.  Súper tip: ¡La entrada es gratis después de las 4pm!  Para más […]

Deja un comentario