Skip to content

Niki de Saint-Phalle y las Nanas de Hannover

Me han dicho que vaya al mercadillo de segunda mano que hay detrás del Museo de Historia. Bueno, me han dicho: ¡Tienes que ir al Flohmarkt, te vas a volver loco comprando!

Y a mí que me encantan estas cosas de las gangas de segunda mano, los objetos antiguos y curiosear en los puestos no me ha hecho falta más. El sábado por la mañana estaba allí dispuesto a encontrarme con el pasado. Me encantó la experiencia, y, además de encontrarme algunos libros y objetos decorativos, me topé con unas figuras voluptuosas, pintadas con colores llamativos y que destacaban en una parte del mercadillo. Me entró la curiosidad. Quería saber qué hacían allí aquellos volúmenes.

Descubrí, preguntando aquí y allí, que las figuras en cuestión son mucho más conocidas que el mercadillo y que reciben el nombre de «nanas». La artista que se esconde detrás de su concepción es la fallecida Niki de Saint-Phalle. Las nanas fue un proyecto de la escultora francesa que dio comienzo en la década de los años 60.

El término nana en francés pertenece al lenguaje informal y denomina de forma despectiva a las mujeres como objetos sexuales. Con estas figuras, que siguió creando durante los años siguientes, exponía al público la realidad de las mujeres y conseguía no dejar a nadie indiferente. A pesar de pertenecer al arte moderno, personalmente opino que las nanas de Niki de Saint-Phalle dan vida a una de las expresiones de arte más tempranas que la humanidad conoce, las famosas venus. La más conocida de ellas es la Venus de Willendorf (entre 22 000 y 24 000 años de antigüedad) y en estas piezas de arte se muestra, aunque los estudiosos tienen opiniones encontradas, la fertilidad de la figura femenina. Mi tímida comparación nace de las formas, no creo que su concepción o propósito se parecieran en lo más mínimo.

Foto: Juan Alberto Puentes Puertas

Pero me estoy yendo de Hannover y no era mi intención, porque aquí no queda la cosa con Niki de Saint-Phalle. Resulta que la relación de la artista con la ciudad va más allá. El 17 de noviembre de 2000 la nombraron hija predilecta de la capital de Baja Sajonia y ella donó parte de su obra al Sprengel Museum.

En 2002, el año e la muerte de Niki de Saint-Phalle, la pasarela que transcurre bajo tierra y conecta la estación de tren con Kröpcke y las líneas de metro cambió su nombre al de Niki de Saint-Phalle Promenade. A la altura de la estación se puede leer el nombre de la pasarela reproducido con el estilo de la firma de la artista.

Pero todavía nos queda un lugar de Hannover que explorar hasta donde llegó la creativa mano de esta atractiva francesa y se trata de un baluarte del pasado. En el ala noroeste de Herrenhäuser Gärten había tres salas que funcionaban como almacén hasta que, entre 2001 y 2003, sus ayudantes materializaron el proyecto que consistía en una gruta dividida en tres estancias: una sala central octogonal y dos salas a los lados. En cada una de ellas se exhibe una escultura situada en una hornacina. La magia de estas estancias nace de sus paredes, que están todas recubiertas con mosaicos de cristal templado, espejos y otros materiales como minerales o conchas marinas. La estancia se concibió con la intención de generar un espacio fresco para aquellos visitantes que buscaran cobijo en los días calurosos del verano. Se trata de una de sus últimas obras.

Seguro que si alguno de vosotros conoce el Parque Güell de Antoni Gaudí en Barcelona, encontrará un cierto parecido, o, al menos, pensará en él al recorrer estas salas. La artista quedó impresionada con la obra del catalán cuando visitó la ciudad en 1955 y creó un Giardino dei Tarocchi en la Toscana a finales del siglo XX. Además, si sois un poco trotamundos como yo y habéis hecho una parada en París, es muy probable que conozcáis otra de sus obras: la Fuente Stravinski, junto al Centro Pompidou, que fue una obra conjunta con su marido.

Y, como veis, me he vuelto a ir por las ramas del arte a otro sitio, no puedo evitarlo. Para concluir con mis descubrimientos, os contaré que el Sprengel Museum abre al público una exposición con sus cartas e ilustraciones del 10 de mayo al 27 de agosto, una oportunidad para sumergirse en el lado más privado de esta controvertida mujer.


Texto:
Antonio García Martínez
Foto de portada: Alex DROP

Be First to Comment

Deja un comentario