Skip to content

Karely: ¡me cogió la hora pico!

Es curioso que la reacción instantánea de la gente cuando se entera que vivo en Alemania, sea pronunciar frases como: “Ah qué suerte, el sistema será muy bueno por allá”, “Me dijeron que son muy buenos reciclando”, “Wow el país de los poetas y pensadores, qué suerte tienes” de una manera muy idealista…

Se imaginan todo muy perfecto, por ser Alemania, aunque en muchas ocasiones la realidad sea otra.

Si el sistema es muchas veces más eficiente que en nuestros países latinoamericanos, eso no se pone en duda,  los medios de transporte por ejemplo son seguros y tienen un horario fijo en donde pasan a cada determinando tiempo en el mismo lugar y en la misma zona. Son muy predecibles aún y con retrasos lo que no se puede decir de los autobuses en Latinoamérica.

Y si bien es cierto que no en todas las ciudades hay rampas y puentes para las personas discapacitadas, cada vez más se renuevan las estaciones del metro para que quienes usan sillas de ruedas o andadores tengan acceso a estos medios, lo cual los hace más independientes.

Como ya sabrán, el nuevo ciclo escolar arrancó hace poco en Baja Sajonia y eso implica mucho alumnado en las calles a la hora pico, entiéndase temprano en la mañana y luego del mediodía.

En Hannover, como en muchos lugares de Europa, es muy usual que los estudiantes vayan en bici a los colegios; para muchos es más rápido y más práctico aunque no siempre más cómodo por aquello de las lluvias y las nevadas. Yo por lo menos si llueve o hace frío elijo viajar en autobús.

Aunque hay muchos estudiantes que no tienen oportunidad de elegir, pues están obligados a tomar una línea de transporte determinada para llegar a su colegio, ¿se imaginan un montón de chiquillos apretujados y gritones a las 7:22 de la mañana esperando llegar a su destino?

A mí parecer una manera muy estresante y poco armónica de empezar el día, inclusive me atrevería a decir que hasta es un poco agresivo. Esto es algo que no me gusta, por el momento, de mi ciudad de acogida.

Por lo tanto, el caos que hay en un autobús en las horas pico escolares, sea en México o en Alemania, para mí que ya tuve las dos experiencias, es igual de frustrante.

La ventaja de vivir por acá es que sabes a dónde ir, conoces que existe un servicio al cliente y un correo destinado para quejas y sugerencias que tengas de determinada empresa.

La empresa Üstra de Hannover, por ejemplo, le da una garantía al cliente de que si llega más de media hora tarde a su destino, debido a retrasos de sus transportes públicos, de reclamar seguro de daños a terceros. Esto quiere decir, que el pasajero recibe un pago de compensación  por daños y perjuicios, si es que el retraso lo afectó directamente, ya sea un reporte de retraso en el trabajo o el impedimento de escribir un examen por ejemplo; todo esto conlleva la realización de trámites burocráticos, sin embargo se puede obtener una indemnización justa.

Por lo contrario en México, en muchas veces no sabes ni a donde dirigirte cuando te pasa un inconveniente en la calle.

Si me preguntasen en qué país me siento más a gusto, diría que yo prefiero tomar lo mejor de los dos países y tratar de no idealizar ninguno, ya que cada uno tiene sus cosas favorables y desfavorables como todo en el mundo.

En México, la mayor parte de la gente está de buen humor, tiene tiempo para charlar educadamente dos minutos por la calle, cede el lugar a madres con niños en el autobús y ayuda con cochecito de bebé, hay buen clima la mayor parte del tiempo. En Alemania es mucho más común que cada quien se ocupe de lo suyo y que los trabajadores civiles no tengan una sonrisa de sobra.

Tú que vives en Alemania, ¿piensas que existen otros servicios que funcionarían mejor de otro modo?


Texto:
Karely Valdés
Foto: Alexander Rentsch

 

MerkenMerken

MerkenMerken

MerkenMerken

MerkenMerken

MerkenMerken

4 Comments

  1. Sam Sam

    Y los precios? la seguridad? lo limpio? algún anécdota? esta interesante pero le falta mucho , habiendo tanto que platicar en este tema de vivir en otro país, echale mas ganitas porfas..animo

  2. Patricia Reyes Patricia Reyes

    La salud!!! Aquí tienen tecnología y los especialistas realmente están capacitados para procedimientos complejos pero lo que es cuidado y la atención en las habitaciones es básico, se preocupan porque no mueras no más. Cero empatía, cero calidez, cero atención cordial, nada que ver con el trato en Latinoamérica, que aunque el servicio es malo pero siempre te hacen sentir bien, aunque te estés muriendo.

  3. nantlikarely nantlikarely

    Hola Sam, que bien que comentes lo que piensas, muchas gracias por tu comentario, te agradecería más que si quieres saber cosas específicas de Alemania lo comentes y vemos si podemos hacer un post al respecto, tus sugerencias son tomadas en cuenta, saludos.

  4. nantlikarely nantlikarely

    Patricia Reyes, si muchas veces el trato es mucho más frío, pero ten paciencia hay muchos alemanes cálidos y empatamos por las calles, espero tengas un poco más suerte a la próxima.

Deja un comentario