Skip to content

5 curiosidades de la vida social en Alemania que aún no sabías

En esta entrada te revelo, según mis vivencias, cinco aspectos de la vida social en tierras germanas. Averígualos:

Más es menos

Los teutones son expertos en gastar el dinero para lo que realmente vale la pena. De manera que   raramente verás una fiesta con más de 20 invitados, a menos que sea una boda o un cumple redondo, o sea, algo especial. Y si bien es cierto que cada vez son más detallistas, no le ven el “chiste” de gastar tanto dinero en decoración y fiestas temáticas como lo es típico en norte y latinoamérica.

Así que si estás planeando una fiesta por este lado del charco y no te atreves porque quizá te salga muy caro ¡No te hagas esa película en tu cabeza! Olvídate de conseguir guirnaldas, vasos fluorescentes, mesa de frituras y/o de dulces ¡Qué además aquí todo eso es carísimo! Si realmente quieres celebrar basta con buenas bebidas, Salzstangen y chuches en la mesa para pasar un buen rato sin estrés; claro, sin olvidar la buena música.

Nadie espera tus explicaciones

Cuando te invitan a un evento y no puedes ir no necesitas explicar que ese día cumple años tu mamá, que tu tía tiene una operación muy importante o que es el aniversario luctuoso de tu gato.

En Alemania el No tiene un punto y el  también, olvídate de tener que dar explicaciones o de tener que dar información de tu vida privada a la gente. Basta con ser cortés y responder sin disculparte, quizás haber cancelado la cita previamente.  ¿A qué mola?

Importa más el detalle que el valor monetario

Un regalo es algo muy valorado en Alemania; especialmente cuando dedicas tiempo a decorarlo con tus manos. Entonces no se trata de llevar algo, por valioso que sea, sino el detalle de los ratoncitos de goma alrededor “Mäuse”, que es como se le llama coloquialmente al dinero o alguna broma haciendo honor a quien cumple años y una linda tarjeta que vaya con el momento.

Por demás, si sabes que él o ella quiere comprarse algo en específico, por ejemplo una chimenea, no pierdas la oportunidad de decorar su regalo haciendo alusión a su deseo.

Foto tomada de Pixabay

No saben de qué va el espacio vital 

Ellos no saben lo que es el espacio vital, “das ist nicht böse gemeint”. Simplemente es así. Por lo tanto, no te asombre si al estar en un restaurante en una disco o incluso en un jardín de cerveza, alguien extraño se sienta en tu mesa y la de tus amigos o se pega mucho a ti en el tranvía o en la fila en el Super. Simplemente es que esas cosas son normales para la gente de este país… ¡No dejes que te irrite!

Si quieres hacer amigos necesitas tomar la iniciativa

Si te gusta alguien en la disco ¡A por él!  Aquí no hay doble moral de que “si me busca es una chica fácil” o “si se me acerca me quiere llevar a la cama”… Por acá  es más difícil conocer gente nueva, porque los alemanes son muy arraigados a lo que ya conocen; y aunque muchos de ellos son abiertos, en Hannover la gente es más reservada. Lo anterior no significa que no les caigas bien o no te quieran conocer. Simplemente tienes que estar dispuesto a dar el primer paso. Si te cae bien alguien, ¡Búscalo, invítalo y se paciente! Se requiere tiempo para que se “descongelen” pero vale la pena y no te preocupes que si alguien te quiere llevar a la cama te lo hará saber sin rodeos. Así que anda atrévete a pedir ese teléfono o a sacar a bailar a ese galán; no pasa absolutamente nada.

Texto: Karely Valdés
Foto: Sascha Kohlmann

MerkenMerken

MerkenMerken

MerkenMerken

MerkenMerken

MerkenMerken

MerkenMerken

MerkenMerken

Be First to Comment

Deja un comentario